Genéticamente responsable de la obesidad.



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Los investigadores identifican un gen que engorda

Un equipo internacional de investigadores ha descubierto la causa genética de la obesidad. El gen IRX3 desempeña un papel importante en el desarrollo de la obesidad, informan los científicos de Marcelo Nóbrega, del Instituto de Genética Humana de la Universidad de Chicago, en la revista "Nature". En experimentos con ratones, los investigadores encontraron que los roedores a los que les faltaba el gen IRX3 pesaban entre un 25 y un 30 por ciento menos que sus contrapartes con un gen IRX3 activo.

A pesar de la dieta alta en grasas, los animales no aumentaron de peso y también eran "resistentes a enfermedades metabólicas como la diabetes y tenían más células que queman energía, conocidas como tejido adiposo marrón", escriben los científicos. También se puede esperar una relación correspondiente entre el riesgo de obesidad y el gen IRX3 en humanos.

Ya en 2007, varios estudios del genoma identificaron mutaciones en un gen llamado FTO que parecía estar fuertemente relacionado con un mayor riesgo de obesidad y diabetes tipo 2 en humanos. En los estudios posteriores, se pudo confirmar el vínculo entre el gen y la masa corporal, por lo que Marcelo Nóbrega y sus colegas pensaron que esta era la causa genética de la obesidad. Sin embargo, quedaban dudas ya que había algunas discrepancias en futuras investigaciones. Por ejemplo, las mutaciones ocurrieron en secciones del gen FTO que contenían algunos elementos que eran específicos para la regulación del tejido pulmonar: "uno de los pocos tejidos en los que no se expresa FTO", informan los científicos. Pero esta no fue la única bandera roja. Estudios posteriores no habrían demostrado ningún vínculo entre las mutaciones asociadas a la obesidad y la expresión de FTO, explicó Marcelo Nóbrega.

El gen descubierto controla el metabolismo energético y el comportamiento alimentario y podría promover la obesidad, por lo tanto, Nóbrega y sus colegas ampliaron su campo de búsqueda y examinaron los posibles efectos de las mutaciones FTO en los genes adyacentes. En estudios sobre pez cebra, ratones y células humanas, descubrieron cambios en IRX3, un gen que se encuentra en el genoma a más de medio millón de pares de bases lejos de FTO. "IRX3 codifica un factor de transcripción que determina la expresión de otros genes y está fuertemente representado en el cerebro, donde juega un papel importante en la regulación del metabolismo energético y el comportamiento alimentario", informaron los investigadores en la revista "Nature".

IRX3 afectado por mutaciones en el gen FTO Inês Barroso, genetista del Wellcome Trust Sanger Institute en Hinxton (Gran Bretaña), enfatizó en el artículo actual que el trabajo de Nóbrega y sus colegas aborda algunas de las preguntas que rodean el vínculo biológico descubierto entre FTO y el riesgo de obesidad responder. El problema con los estudios de asociación de todo el genoma (GWAS) siempre es que se descubren posibles asociaciones, pero estos son simplemente marcadores en el genoma que no dicen nada sobre qué genes están realmente afectados. Los resultados actuales indican fuertemente que la masa corporal está determinada por IRX3 y no por FTO, continúa Barroso.

Interacciones inesperadas entre genes ampliamente espaciados El propio Nóbrega explicó que este ejemplo de interacciones inesperadas entre genes distantes debería considerarse más en futuros estudios de asociación genética. Podría haber muchos otros casos en los que los investigadores estudian el gen equivocado y prácticamente cazan fantasmas. Los científicos esperan que la relación entre el gen IRX3 y el riesgo de obesidad permita el desarrollo de nuevos enfoques terapéuticos contra la obesidad y la obesidad. (fp)

Imagen: Gerd Altmann / pixelio.de

Autor y fuente de información



Vídeo: WEBINAR - Obesidad: Complicaciones asociadas y beneficios clínicos de la pérdida de peso.


Artículo Anterior

Lentes de contacto inteligentes para diabéticos de Google

Artículo Siguiente

Sarrebruck: práctica naturista de Claudia Pfeiffer